El mundo de los hongos comestibles en una app

La aplicación Patagonia Fungi App que permite identificar hongos comestibles de los bosques patagónicos, ya está disponible en el Play Store para sistema operativo Android. Este producto, fue desarrollado por científicas del CIEFAP en el marco de la plataforma científico tecnológica del proyecto PEBIO R-2016 Hongos comestibles como nuevo recurso productivo, gracias al trabajo colaborativo y sostenido entre el CIEFAP y la Agencia Río Negro Innova, a través de la Subsecretaría de Innovación Productiva

Esta herramienta tecnológica, contó con el apoyo del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT) del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (MINCyT), Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (CONICET), y las provincias de Chubut, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

Los bosques de la Patagonia, albergan una gran diversidad de hongos, algunos de ellos comestibles y otros muy especiales, que sólo pueden ser encontrados en estos rincones del mundo.

La aplicación contiene datos sobre más de 30 especies de hongos comestibles presentes en los bosques nativos, en praderas y plantaciones forestales de Patagonia. Además, ofrece información sobre el Reino Fungi, descripciones de las especies, fotos, criterios para la cosecha sustentable, y un glosario técnico micológico.

Los/ las usuarios/as pueden acercarse a través del móvil al mundo de los hongos comestibles, que junto a otras especies son eslabones indispensables de los ecosistemas, atesoran  compuestos aprovechables en medicina, procesos de descontaminación o transformación de residuos.

Esta herramienta brinda a usuarios novatos y también expertos/as en el mundo fungi , la posibilidad de identificar en la naturaleza, de manera interactiva, los hongos comestibles, y alerta sobre especies parecidas con las que se pueden confundir.

Esta riqueza natural y su vinculación con el aprovechamiento sustentable permite abrir la puerta al micoturismo y a la micogastronomía, dos actividades novedosas para nuestro país, que aportan al desarrollo local. Conocer y poner en valor los hongos silvestres comestibles es una manera de proteger la seguridad alimentaria, la salud de las personas y de los sistemas biológicos de los que somos parte. Entender su biología y ecología, nos demanda preservar la salud de los ambientes donde ocurren, nos permite ponerlos en valor, y de este modo generar desarrollo económico de la mano de su conservación.

Además del beneficio para diferenciar lo inocuo de lo dañino para la salud, el proyecto busca impulsar el “micoturismo”. En Bariloche,  ya se marcaron dos sendas micoturística, para que los turistas puedan visualizar las especies.

Al respecto la bióloga y directora del Proyecto Carolina Barroetaveña destacó que: “esta aplicación promueve la conservación activa de los bosques. Porque hoy se debe salir del esquema de que el bosque solo se conserva al no tocar nada. Por el contrario, el micoturismo puede contribuir al desarrollo sustentable de la región, especialmente en primavera y otoño, que son las estaciones en las que los hongos generalmente fructifican". 

De allí que esta herramienta se vincula con el micoturismo ya que Incorpora los hongos a actividades de ecoturismo combinando el senderismo, además la interpretaciónambiental, reconocimiento y recolección para la degustación. De esta manera se conjuga así naturaleza, recreación, deporte y gastronomía en una sola actividad. Representando, una oferta  innovadora para los meses de temporada baja en la Patagonia.